¡de locura!


Por Raúl Hernández Moreno | 2017-10-12.

Tiempo de opinar

Este sábado 14, a las doce de la noche, vence el plazo para el registro de aspirantes a candidatos independientes a la presidencia de la república.

A tres días de que venza el plazo se han pre-registrado 36 aspirantes. ¡La locura! Y todavía faltan otros prospectos, como Margarita Zavala que se registrará mañana.

Cada uno de estos aspirantes debe reunir un mínimo de 866 mil 593 mil firmas de apoyo ciudadano para obtener el registro. Es decir, en conjunto, tendrían que reunir más de 31 millones de firmas, más de la tercera parte del padrón electoral nacional que ronda los 89 millones.

Por supuesto, de todos los aspirantes pre-registrados pocos serán los que reúnan las firmas, entre ellos Margarita Zavala y Jaime Rodríguez. Es posible que también las junten el periodista Pedro Ferriz de Con, el senador perredista Armando Ríos Piter y párele de contar.

Margarita Zavala puede dar competencia, pero no para ganar y el resto pareciera que van a ser felices con contarle a sus nietos que en el 2018 fueron candidatos presidenciales. Para otros la felicidad la están logrando desde el momento en que sus nombres son citados por algún medio de comunicación como aspirantes a candidatos.

A los independientes les dio en la torre Jaime Rodríguez con su gobierno de ocurrencias y dislates en Nuevo León. Los neoloneses están contentos con que los deje en paz algunos meses, aunque lo tendrán de vuelta el 2 de julio del 2018. Ni modo. Por lo pronto le van a dar la firma, pero para que los deje en paz algunos meses, no porque quieran que gane.

Lástima que no haya revocación de mandato, si lo hubiera los gobernantes se obligarían a hacer mejor su trabajo y los ciudadanos podrían mandar al carajo a los gobernantes que no den resultados.

Y mientras que los independientes se preparan para conseguir firmas de apoyo a parir del 16 de octubre, el que inicio la colecta de firmas, pero no para ser candidato, sino para que se enjuicie al ex gobernador Egidio Torre Cantú, es Francisco Chavira.

A Egidio la vox populi ya lo juzgó y lo condenó, pero ese tipo de juicios a él no lo incomoda. Y por lo visto tampoco le interesa a la justicia tamaulipeca ni a la nacional. Esa es la explicación a la falta de respuesta a las denuncias públicas de que el ex mandatario tiene una mansión de 350 millones de pesos en San Pedro Garza García. Ni ahorrando el sueldo de los 6 años que fue gobernador podría haberse comprado una casa de esa naturaleza.

Y si pagara renta, cono lo han filtrado sus aplaudidores, pagaría no menos de dos millones de pesos al mes.

Es una lástima que la justicia mexicana siga siendo, ciega, sorda y muda y que solo actúe mediante consigna.

Si la justicia fuese eficiente, Chavira no tendría necesidad ni de haber presentado una denuncia formal contra Torre, lo que hizo en abril pasado, ni tendría que andar colectando firmas para intentar que se enjuicie al ex gobernador.